1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://traduccion.about.com/od/consejosparalostraductores/a/Como-Comenzar-Tu-Propio-Negocio-De-Traduccion.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

¿Cómo comenzar tu propio negocio de traducción?

Cinco consejos para trabajar como traductor freelance

De

Una oficina en casa con computador y distintos documentos
Foto: @ Stock-XCHNG

Convertirse en traductor profesional y dedicarse de lleno a este oficio es algo que no sucede de la noche a la mañana. Independientemente del gusto por los idiomas y de las particularidades lingüísticas que de ellos se derivan, elegir la traducción como carrera y vivir únicamente de ella no es nada fácil.

A pesar de que existe la posibilidad de ser contratados por una empresa y trabajar con la seguridad de recibir un cheque al final de cada mes, lo cierto es que la mayoría de traductores terminan trabajando de manera independiente y la incertidumbre económica resulta ser una constante en sus vidas diarias. En este sentido, la traducción es sin duda una profesión difícil pero no imposible. A continuación te ofrezco cinco consejos para comenzar tu propio negocio de traducción freelance:

1. Estudia y capacítate

Hay algo que no nunca me cansaré de repetir: el hecho de hablar dos idiomas no te convierte automáticamente en un traductor. La traducción es una disciplina que requiere de habilidades específicas que se aprenden y que tardan tiempo en ser asimiladas y dominadas.

Para comenzar un negocio de traducción, lo primero que debes hacer es estudiar y capacitarte. Existe una multitud de cursos y programas ofrecidos por universidades alrededor del mundo que te ayudarán a adquirir las habilidades necesarias para tener éxito en el mundo de la traducción. Si te interesa esta profesión, comienza a buscar ya mismo el curso que más se acople a tus intereses personales e inscríbete lo antes posible.

2. Crea tu perfil profesional y hazte visible en el mercado laboral

Una vez te hayas adquirido un título profesional, es fundamental crear tu perfil como traductor y hacerte visible en el mercado. En la actualidad los traductores tenemos la ventaja de contar con una serie de herramientas en línea que nos facilitan la vida a la hora de darnos a conocer en el medio.

Idealmente te recomendaría montar tu propia página de Internet para promocionar los servicios de traducción que ofreces y las combinaciones de idiomas que manejas, pero la experiencia me ha demostrado que esto no es indispensable. Lo que si es fundamental, sin embargo, es crear un perfil profesional en redes sociales especializadas como LinkedIn para hacerte visible. Puedes utilizar también Facebook o Twitter, o crear tu propio blog para hacer público tu interés por la traducción. Por último, no olvides tener siempre a la mano tarjetas profesionales con tus datos de contacto ya que nunca sabes en qué momento las necesitarás.

3. Consigue clientes y corre la voz

Cualquier traductor te dirá que los primeros trabajos profesionales realizados fueron para amigos, familiares o conocidos. Por lo general, los primeros clientes que uno consigue son sus propios contactos personales, los cuales, sin duda, hay que aprovechar.

Conseguir clientes, en mi opinión, comienza como muchas otras cosas en la vida: a través del voz a voz. Esos primeros trabajos que realices para tus contactos te permitirán darte a conocer como traductor, y esos mismos contactos son quienes muy probablemente recomendarán tu trabajo cuando alguien más lo necesite. De este modo, tus contactos te recomendarán para trabajos más grandes, y poco a poco conseguirás clientes que te enviarán trabajo regularmente y tu negocio comenzará a crecer.

4. Conoce el mercado y aprende a cobrar adecuadamente tus traducciones

Algo que es particularmente difícil al momento de comenzar como traductor freelance es saber cobrar por los trabajos de traducción. Lo que uno cobra por una traducción depende de muchos factores, tales como el tipo de documento, la urgencia en términos de la fecha de entrega y la dificultad del vocabulario utilizado, entre otros.

En todo caso, algo básico que hay que saber es que en traducción se cobra por número de palabras. Las tarifas varían sustancialmente dependiendo del país donde trabajes, por eso es fundamental que investigues y conozcas bien los promedios que se manejan en el lugar donde resida el cliente. Antes de cotizar un trabajo, asegúrate de haber hecho bien tu tarea y que tus precios correspondan a los promedios del mercado.

5. Conserva tus clientes y sé profesional

Parece evidente pero conservar los clientes que has conseguido es fundamental para que tu negocio prospere. Para lograrlo, debes tener la certeza de estar haciendo un trabajo profesional y de excelente calidad.

Antes de entregar una traducción, asegúrate de revisarla detenidamente para evitar que se te pasen cualquier tipo de errores. No hay nada menos profesional que entregar un trabajo con errores de digitación o de ortografía. Y por último, nunca incumplas la fecha límite de entrega acordada. Este tipo de cosas harán que se reduzca sustancialmente la probabilidad de recibir más trabajo de ese mismo cliente.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Traducción
  4. Consejos para traductores
  5. ¿Cómo comenzar tu propio negocio de traducción?

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.